Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación
 
Usted está aquí: Inicio / Prensa / Noticias / El otorrino Francisco Ortiz interviene por primera vez en la sanidad privada onubense una fístula de cefalorraquídeo con cirugía endoscópica nasal

El otorrino Francisco Ortiz interviene por primera vez en la sanidad privada onubense una fístula de cefalorraquídeo con cirugía endoscópica nasal

El Hospital Costa de la Luz ha acogido recientemente una importante operación a cargo del otorrinolaringólogo, Dr. Francisco Ortiz Bish, quien se ha coordinado con los departamentos de Anestesia y UCI para intervenir por primera vez en la sanidad privada onubense el cierre de una fístula de líquido cefalorraquídeo mediante cirugía endoscópica nasal

22/01/2018

El Hospital Costa de la Luz ha acogido recientemente una importante operación a cargo del otorrinolaringólogo, Dr. Francisco Ortiz  Bish, quien se ha coordinado con los departamentos de Anestesia y UCI para intervenir por primera vez en la sanidad privada onubense el cierre de una fístula de líquido cefalorraquídeo mediante cirugía endoscópica nasal.

Se trata de “una intervención compleja que emplea una técnica que, desde la nariz, se centra en reparar algo en el “límite del cerebro con la nariz” explica el Dr. Ortiz, perteneciente al equipo de otorrinos del que es ya el centro de referencia en la medicina privada onubense, que nos explica los detalles de dicha intervención y la feliz recuperación del paciente.

 

¿Dónde radicaba la especial complejidad de dicha intervención?
Una fístula, simplificando, consiste en algo que sale de un sitio que no debe. Entre el cerebro y la nariz no debe haber comunicación, pues son dos compartimentos estancos. En el caso que hemos intervenido se había producido esa comunicación, y eso es lo que teníamos que reparar. Esa vía puede abrirse por un tumor, un traumatismo por un accidente de tráfico, de forma espontánea o por causas iatrogénicas, resultantes de intervenciones previas.

En estos años se ha producido un desarrollo exponencial en las técnicas de endoscopia nasal que han permitido que el otorrino, junto al Neurocirujano, se asome al cerebro y repare cosas en él, y ayude, por ejemplo, a eliminar también tumores cerebrales.

 

¿Cuáles son los beneficios de emplear esta técnica?
Lo mejor es que hablamos de una técnica mínimamente invasiva que está reparando una cosa peligrosa. Al tener una comunicación entre una zona con gérmenes como la nariz y una zona aséptica como el cerebro, por la bolsa que la recubre llamada meninge se está produciendo una comunicación anómala, con riesgo elevado de meningitis y lo que eso podría conllevar, desde secuelas a fallecimiento del paciente.

Afortunadamente este paciente del Costa de la Luz se le intervino con celeridad antes de que eso pudiera producirse.

ORTIZ_BISH_2.jpg

 

¿Fue una intervención muy larga?
No demasiado, quizás en una hora o máximo dos se puede tener resuelta. La gran mayoría de las cirugías de este tipo las hace únicamente el otorrino. La colaboración con el neurocirujano se centra en las vías de abordaje al cerebro en otro tipo de intervenciones, en las que ayudas al neurocirujano a abrirse paso, dado que conoces muy bien la técnica quirúrgica y estás acostumbrado a hacer cirugías en la nariz. Y una vez que le abres la vía el neurocirujano trabaja y tú le ayudas, porque el otorrino no llega a operar dentro del cerebro. En este caso la fístula estaba justo en el límite entre el cerebro y la nariz.

 

¿Cuáles eran la situación y características del paciente?
Tenía menos de 40 años y una infección a causa de una intervención previa de sinusitis. A los 2-3 meses empezó a echar líquido transparente por la nariz y presentaba un gran dolor de cabeza. En cuanto lo vimos ya imaginábamos qué podía ser, y al analizar el líquido se confirmó su procedencia y la solución rápida que había que abordar.

 

¿Hay que tener especiales precauciones para la operación?
El paciente tiene que estar bajo anestesia general para la intervención y posteriormente reposo absoluto y control de la presión intracefálica, para lo que colaboramos con el equipo de Anestesia del Costa de la Luz y luego necesita cama en UCI – que además se ha ampliado recientemente en el hospital- para vigilancia las 24 horas de las constantes; y normalmente necesita tener pinchada la médula, mediante un catéter intradural (parecido al de la anestesia epidural del parto). Esto hace que baje la presión del líquido cefalorraquídeo y haya menos presión intracerebral, y así hay más posibilidades de que esa fístula cierre.

 

¿La tecnología empleada en el Hospital Costa de la Luz ha sido muy sofisticada?
Lo cierto es que no. Con un instrumental específico de Cirugía endoscópica nasal y una torre de endoscopia se puede resolver. Hay ocasiones para las que necesitamos un neuronavegador, un aparato en que integra las imágenes de la TAC o de la Resonancia Magnética y el acto quirúrgico. Es una herramienta que te da muchísima seguridad al trabajar con el Neurocirujano en el otro tipo de operaciones que he mencionado antes.

 

¿Ha crecido mucho entonces el campo de actuación de los otorrinos?
Claro. Es mucho más fácil el acceso a esas partes entrando por la nariz, por simple lógica. Si tienes que preservar el encéfalo y el bulbo raquídeo, que es un órgano noble. Si llegas a un tumor ahí o a una fístula con un endoscopio a través de la nariz, es mejor que tener que hacer una cirugía abierta con mayor riesgo, costo, peor recuperación .… Es muy peligroso. Pero sabiendo y en manos expertas se pueden llegar a quitar muchísimas cosas. Acceder a la base del cráneo con esta técnica, que es menos invasiva; no es lo mismo que romper una membrana y hacer un agujero de 1 o 2 centímetros para poder entrar. Es mucho mejor porque lo estás haciendo con una cámara que te permite además tener una visibilidad que parece la de un campo de fútbol, en vez de mediante una vía clásica o externa.

 

ORTIZ_BISH_3.jpg

¿Entonces por qué no se había realizado antes en la sanidad privada onubense?

Suponemos que nadie se ha atrevido a hacerlo. Es una intervención difícil y delicada, y una actuación entre dos especialidades. En condiciones normales hay que hacer un corte en la piel, abrir el cráneo, levantar el lóbulo frontal y a través de él irse a la base del cerebro y allí poner algo que cierre el defecto. Es decir, es una intervención que tiene un riesgo enorme, con morbilidad alta y unos resultados que no son mayores que los de esta técnica.

 

¿Pero esta intervención sí se hace desde hace años en España?
Hace más de 15-20 que se empezó a realizar este tipo de cirugía en determinados sitios de España y se ha ido extendiendo. Ya se hace en casi todos los hospitales de tamaño medio, donde hay un otorrino que opera junto a un neurocirujano. Hay hospitales en España en los que se está haciendo abordaje de las vértebras y a un montón de tipos de tumores de base craneal (anterior o media) por endoscopia nasal. Accediendo a la hipófisis y a las vértebras.

 

ADELANTO PARA LA PROVINCIA DE HUELVA

¿Un alivio saber que no hay que salir de la provincia para beneficiarse de esta solución?
La verdad es que sí, que no tienen que ir a otra provincia con lo que eso supone de tranquilidad y comodidad para el paciente y sus familiares. El hecho de que podamos hacerlo aquí significa que -dentro de la sanidad privada - no tiene que migrar hacia otras provincias para poder resolver ese problema. A Sevilla, Córdoba o donde te puedan mandar.

 

¿El posoperatorio del paciente ha sido duro?
No mucho. Tuvo que estar en reposo absoluto 3-4 días, bastante tiempo con laxantes para evitar la presión abdominal, y en reposo moderado un mes.

 

¿Es de las operaciones más complicadas que ha realizado en su carrera?
No es de las intervenciones más complicadas que he realizado en mi carrera, pero ciertamente sí es una intervención complicada, evidentemente.

 

¿Es la nariz su especialidad en la Otorrinolaringología?
Bueno, hablamos de un área muy amplia. Me considero un otorrino generalista, aunque también estoy especializado en algunas partes, como por ejemplo todo lo relacionado con la nariz y quizás podría decirse que soy mucho más rinólogo, porque de nariz es de donde soluciono muchos más problemas, pero tampoco dejo de hacer otro tipo de intervenciones. Tienes que saber resolver problemas básicos de todo. También es verdad que la medicina cada vez más requiere de una superespecialización y eso es positivo.

 

¿Cuántos doctores integran el Área de Otorrinolaringología del Costa de la Luz?
Actualmente somos cinco médicos en el HCL que hacemos todo tipo de intervenciones: cirugía de oído, de la nariz, de la voz, otorrinolaringología infantil y plástica facial también. Cada uno quizás un poco más enfocado en algunas áreas pero hacemos de todo.

 

¿Hay cada vez más especialidades dentro las tres áreas básicas de la Otorrinolaringología?
Sí, hay muchas divisiones, aparte de las tres más importantes y clásicas, que son la Otología, la Rinología y Laringología. Cada vez más la Otoneurología, que se dedica al vértigo, o la cirugía Plástico-facial, los otorrinos están empezando a hacer mucha cirugía plástica. En el Costa de la Luz contamos además con las Unidades específicas de Voz y de Vértigo.

 

¿Además de la Otorrinolaringología infantil?
Por supuesto, también hay muchas consultas de niños. Como otorrino tu especialidad es el oído, entonces muchas veces simplemente el hecho de poder explorar al pequeño y verlo en 10 aumentos te sirve para detectar los problemas mucho mejor. Estás especializado en el oído, mientras que un pediatra, por ejemplo, contempla la otitis como una enfermedad más de toda su especialidad, mientras que nosotros es algo que vemos todos los días a decenas. Yo intervengo en todo lo que me llega mientras sea capaz de hacerlo, por supuesto. Tengo muchas intervenciones de niños, este mes, por ejemplo, he tenido varias de vegetaciones, otras tantas de amígdalas, de intervención de tubitos de aireación…etc.


AVANCES EN OTORRINOLARINGOLOGÍA

¿Debe ser muy estimulante que gracias a los avances tecnológicos el campo de la otorrinolaringología nos puede ir dando grandes sorpresas y alegrías?

En la medicina todo cambia. En nuestros Congresos son increíbles los avances que se presentan y la amplitud del campo que tratamos. Hace dos meses acudí al Congreso Nacional y comprobamos cómo se está ya tratando el cáncer de Laringe sin abrir por fuera, a base de ultrasonidos a través de la boca con una técnica nueva. Así hay mucha menos estancia hospitalaria y evitas complicaciones postoperatorias. Eso ahora lo están haciendo un par de doctores más pioneros, en unos años eso estará extendido por toda España.

En la Nariz, por ejemplo, mis compañeros se están metiendo en sitios insospechados. Hace 10 años quizás venía un Dr. americano a contar un avance de ese tipo, hoy en día, casi todos los hospitales de tercer nivel con Neurocirujanos y Otorrinos lo hacen. Y con el Oído es igual, la superespecialización es buenísima, porque hace que te perfecciones mucho en una cosa.