Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación
Usted está aquí: Inicio / Prensa / Noticias / «El Hospital Costa de la luz realiza el diagnóstico, tratamiento y seguimiento del celíaco según las recomendaciones de las más actuales guías de práctica clínica»

«El Hospital Costa de la luz realiza el diagnóstico, tratamiento y seguimiento del celíaco según las recomendaciones de las más actuales guías de práctica clínica»

El Dr. Manuel Ramos Lora, al frente de la Unidad de Digestivo del Hospital Costa de la Luz, nos explica todo lo que hay que saber sobre el gluten y la celiaquía

01/06/2018

En el Hospital Costa de la luz trabajamos por ofrecer una sanidad privada de calidad en la provincia de Huelva y contamos con el equipo de profesionales mejor cualificado.

Es el caso del Dr. Manuel Ramos Lora, responsable del desarrollo de la Unidad de Digestivo del Hospital Costa de la Luz. El doctor Ramos cuenta con más de 20 años de experiencia y una trayectoria dilatada en el sector público y privado. Aunque comenzó como facultativo especialista de área, con especial dedicación a la atención e investigación en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal y enfermedad celíaca, para posteriormente volcarse como experto en Hepatología.
Una de sus especialidades, la enfermedad celíaca, se conmemoró hace escasas fechas, en el Día Nacional del Celíaco, promovido por FACE (Federación de Asociaciones de Celíacos de España) para luchar por los derechos del colectivo.

Nos aproximamos mediante sus didácticas explicaciones a una enfermedad creciente en nuestra sociedad y que padecen entre el 1% y el 3% de la población mundial.

Ser celíaco no solo supone un gran problema a la hora de alimentarse, significa también un incremento considerable del gasto para los bolsillos, ya que según un informe de la propia FACE, un enfermo se gasta alrededor de 1.028 € más al año que alguien que no padezca esta dolencia.

 

¿Qué es la enfermedad celíaca?

La enfermedad celíaca es una enfermedad digestiva que daña el intestino delgado y altera la absorción de las vitaminas, minerales y nutrientes que contienen los alimentos. Los pacientes con enfermedad celíaca no toleran una parte de la proteína del gluten, la gliadina que se encuentra en los cereales (trigo, avena, cebada, centeno). Se trata de una enfermedad del grupo de enfermedades autoinmune con una importante carga de herencia genética. La prevalencia se estima en los europeos y sus descendientes que es del 1%, siendo ligeramente más frecuente en las mujeres, con una proporción del 2,1%.

 

¿Cuáles son los síntomas? ¿Se manifiesta igual en adultos, que en niños? ¿A qué edad se manifiesta?

Hay que decir que un importante grupo de pacientes con enfermedad celíaca están asintomáticos o tiene síntomas leves, por lo que el diagnóstico a veces pasa desapercibido durante años. Otros tienen pequeñas alteraciones que no alertan como anemia o alteración de las transaminasas, sin embargo, los síntomas más frecuentes son: dolores abdominales, meteorismo, anemia por déficit de hierro, pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, y cuando evoluciona puede aparecer pérdida de peso, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento, alteraciones del carácter (irritabilidad, apatía, introversión, tristeza).

 

¿Cómo se puede combatir? ¿existe tratamiento?

Es importante el diagnóstico precoz, ya que este puede ser difícil y a veces se demora, porque los síntomas que produce esta enfermedad también aparecen en muchas otras enfermedades.

Los pacientes con enfermedad celíaca tienen niveles elevados de anticuerpos contra el gluten (anticuerpos anti-gliadina, anti-endomisio, anti-reticulina y anti-transglutaminasa). Si los niveles de estos anticuerpos en sangre están elevados, la manera de confirmar la enfermedad es estudiar una biopsia de la mucosa del intestino delgado. La confirmación del diagnóstico hoy por hoy se basa en concurrencia de sospecha clínica, serología y biopsia intestinal compatibles con la celiaquía.

El único tratamiento de la enfermedad celíaca es evitar todos aquellos alimentos que contengan gluten, aunque sea en cantidades mínimas. Deben evitarse estos alimentos toda la vida.

 

¿Cómo se trata la celiaquía en el Hospital Costa de la Luz? ¿Tenéis muchos casos?

En el Hospital Costa de la luz el diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento de estos pacientes se hace siguiendo las recomendaciones de las más actuales guías de práctica clínica, publicadas por las principales asociaciones científicas. Existe una nueva Guía 2018 que se publicara próximamente editada por la AEG (Asociación Española de Gastroenterología) y que ya aplicamos desde hace unos meses. El número de pacientes celíacos en el hospital Costal de la Luz es el normal según la población que atendemos, en torno al 1 %.

 

¿Por qué es importante ser riguroso si eres celíaco? ¿Puedo saltarme la dieta si soy celíaco?

En la enfermedad celíaca no tratada existe alteración de la absorción de los alimentos que conlleva malnutrición, aunque se mantenga una ingesta adecuada, y esto tiene consecuencias. Además, en pacientes con una larga historia de `ente celíaca´ no tratada se ha establecido que existe un cierto riesgo mayor que en la población general de presentar ciertos tumores en tubo digestivo, este riesgo desaparece en pacientes que realizan la dieta correctamente y, por tanto, la dieta estricta es indispensable.

 

Dr. Manuel Ramos (Digestivo)

¿Existen grados?

Los grados de celiaquía no existen. No se puede tomar nada de gluten, independientemente de si sus reacciones son más o menos fuertes, inmediatas o se producen horas más tarde. Sin embargo, sí existen grados de afectación intestinal que podemos determinar mediante la biopsia duodenal, clasificados por el experto británico Michael N. Marsh y conocidos como la clasificación Marsh:

-Grado de lesión 1. La estructura de las vellosidades no está alterada pero el número de linfocitos intraepiteliales (IELs) es superior al 25%. Es la más habitual en celiacos adultos, pero el grado Marsh 1, no siempre indica una enfermedad celiaca, sino que también puede ser originada por otras muchas enfermedades por lo que no es suficiente para el diagnóstico por sí solo.

-Grado de lesión 2. La estructura de las vellosidades es normal, pero contiene criptas hiperplásicas (situadas en la base de las vellosidades), así como linfocitosis intraepiteliales en un número superior.

-Grado de lesión 3. Presenta un aumento del número de linfocitos intraepiteliales, la hiperplasia de las criptas y atrofia de vellosidades. Esta se subdivide para distinguir el grado de atrofia en las vellosidades en parcial (3a), subtotal (3b) y total (3c)

 

¿Hay distintos tipos de celiaquía?

Sí, existen diferentes tipos de celiaquía:

1. Celiaquía Subclínica o asintomática: Se da en aquellas personas que no presentan síntomas, pero igualmente presentan las vellosidades intestinales con atrofia y todas las pruebas son positivas. Es un problema importante porque muchas veces estas personas, al no sentir síntomas, tienden a saltarse la dieta más frecuentemente. En muchas ocasiones los celiacos asintomáticos son diagnosticados cuando se realiza un análisis genético a la familia de un celiaco diagnosticado. Y es que los familiares de primer grado de un celiaco son uno de los principales grupos de riesgo de la celiaquía. 

2. Celiaquía clásica o sintomática:  Es la más habitual y la que se suele diagnosticar frecuentemente. Se trata de una celiaquía que se diagnostica evidentemente en individuos con predisposición genética y atrofia de las vellosidades. Los síntomas de las personas con este tipo de celiaquía varían, desde los vómitos a la diarrea, los problemas en la dermis, etc. A día de hoy son más habituales las manifestaciones extradigestivas de la enfermedad celiaca que las digestivas. 

3. Celiaquía potencial: Se dice cuando a pesar de contar con una genética positiva, no presenta daños en la mucosa intestinal, es decir, su biopsia es normal. Son celiacos potenciales que pueden llegar a desarrollar la enfermedad o no.

4. Celiaquía latente: Quizás la más difícil a la hora del diagnóstico. Se trata de pacientes que consumiendo gluten no tienen síntomas y tienen una mucosa intestinal normal. Hay dos variantes, aquellos diagnosticados en la infancia que se recuperan con la dieta sin gluten permaneciendo después en estado subclínico; y aquellos que previamente han tenido una mucosa intestinal normal y después desarrollan la enfermedad. Es poco habitual y realmente difícil de diagnosticar. En algunas ocasiones las personas que ingieren gluten de nuevo y no manifiestan síntomas tienden a pensar que se han curado, pero esto no es correcto, la celiaquía es crónica y no se cura, sólo se trata y únicamente con dieta sin gluten. 

5. Celiaquía Refractaria: La enfermedad celiaca refractaria suele ser más habitual en celiacos diagnosticados a partir de los 50 años. Se sospecha que sólo entre un 5 y un 30% de los celiacos la padecen y se traduce normalmente en que a pesar de la dieta sin gluten los problemas intestinales siguen manifestándose. Es quizás la variante más grave de la celiaquía. Es importante recordar, por tanto, que si una persona celiaca no mejora con la dieta sin gluten debe acudir a su médico.

Tabla Federación de Asociaciones de Celíacos de España

*Tabla Federación de Asociaciones de Celíacos de España

 

¿Es hereditaria?

La celiaquía no se hereda de padre a hijos, lo que sí se hereda es el riesgo de llegar a desarrollarla. Es decir, sí podemos heredar los genes que están relacionados con la celiaquía y que pueden llevar a que la desarrollemos en algún momento de la vida. En concreto, los haplotipos HLA-DQ2, HLA-DQ8 y Half DQ2, los que se han asociado directamente con la celiaquía (aunque a día de hoy se sabe que hay más genes implicados) pero tener esta genética no significa desarrollar la enfermedad, pero puede servir para alertar a los padres que tienen niños con esta genética y así poder hacer un diagnóstico en una fase temprana de la enfermedad, antes de que haya habido un daño severo en el intestino.

 

¿Qué se puede comer y con qué elementos hay que extremar la precaución?

Lo primero que deben hacer es aprender a leer las etiquetas de los alimentos. Debes tener en cuenta que existen muchos productos que contienen, en mayor o menor grado, gluten y has de saber identificarlo para no comprarlos. Así que es muy importante que no te guíes únicamente por los ingredientes de ese determinado producto por una razón lógica.

Es muy importante mirar los logos que aparecen, o bien en el envase o en el etiquetado. En general, aquellos alimentos que son libres de gluten o contienen una cantidad apta para los celíacos acostumbran a llevar un símbolo identificativo que puede poner 'Sin gluten', 'Gluten free', o el símbolo del trigo tachado. Por otro lado, podemos encontrar los símbolos de las distintas marcas y asociaciones que garantizan que ese alimento no contiene la proteína gluten. Las más conocidas son la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), la Gluten-Free Certification Organization (GFO) y la Allergen Free Internacional (AFI). Es importante que el paciente celiaco tenga información de primera mano de los alimentos y establecimientos con dieta sin gluten y la mejor manera es estar en contacto con las asociaciones locales de pacientes celíacos que disponen siempre de la mejor información.

 

Los productos sin gluten son mucho más caros que los productos normales, un grave problema para las familias, en las que algún miembro de la familia padece esta intolerancia.

Muchos pacientes celíacos aprenden a hacer sus propios alimentos como el pan sin gluten para ahorrar costes. La sociedad cada vez esta más sensibilizada con este tema y cada vez hay más demanda y más marcas de alimentos incorporan la ausencia de gluten, sin embargo, por el momento, la realidad demuestra que los sobrecostes de producción persisten y se repercuten al precio final que pagan los consumidores, con tal de ser rentables. Espero que cada vez estos precios se acerquen más al de los alimentos normales.

 

¿Cree que en un futuro próximo existirá algún tratamiento?

Actualmente el único tratamiento eficaz es la dieta sin gluten. Existen numerosos grupos de investigadores trabajando en distintas dianas terapéuticas farmacológicas que actúan en distintos puntos; unos modulando la inmunidad, la permeabilidad de las membranas, la cascada inflamatoria, así como distintos tipos de vacunas que están aún en fases iniciales de estudio, pero que en los próximos años tendrán sus resultados. Por tanto, en el futuro seguro que dispondremos de nuevas herramientas terapéuticas, además de la dieta.