Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación
Usted está aquí: Inicio / Prensa / Noticias / «Dieta sana y variada y actividad física, los ingredientes principales para un corazón blindado»

«Dieta sana y variada y actividad física, los ingredientes principales para un corazón blindado»

El doctor especialista Antonio Gómez Menchero, de la Unidad de Cardiología, nos explica cuáles son las principales afecciones cardiovasculares y qué está en nuestra mano para prevenirlas

29/09/2018

La sociedad cada vez está mas concienciada de cuidar la salud cardiovascular, y bien lo saben los especialistas que tratan el corazón, las arterias y el sistema circulatorio. En el Hospital Costa de la Luz contamos con un equipo altamente cualificado en una Unidad de Cardiología que cubre la práctica totalidad de las especialidades y de carácter multidisciplinar, ya que existe una coordinación permanente de nuestros cardiólogos con los especialistas de servicios como Hemodinámica o Arritmia.

El Dr. Antonio Gómez Menchero, uno de nuestros especialistas, es cardiólogo clínico intervencionista en el Hospital Costa de la Luz, y conoce muy buen cuáles son las patologías y afecciones que más afectan a nuestros corazones. No obstante, el doctor incide especialmente en las recomendaciones esenciales para blindar lo máximo posible nuestra salud cardiovascular: “Lo más importante para mantener sanos el corazón y las arterias, todo el sistema circulatorio es hacer una dieta lo más cardiosaludable posible”. Debe ser una dieta “rica en frutas, verduras, pescado, carnes blancas, etcétera”.

Por supuesto, e igual de importante, es fundamental “hacer un ejercicio físico diario”. El Dr. Gómez Menchero lo dice con estas palabras: “El ejercicio es el mejor tratamiento para la enfermedad cardiovascular; yo le digo a los pacientes que un ejercicio físico es la pastilla más importante que tienen que tomar en el día”.

«Les digo a mis pacientes que el ejercicio físico
es la mejor pastilla diaria para cuidar nuestro corazón»

 

Lógicamente, todas las personas tienen que cuidar la prevención, realizándose analíticas periódicas y tomas de tensión, porque hay determinados factores de riesgo que “son silentes y que no los detectamos, de manera que podemos ser hipertensos, o tener una hipercolesterolemia que no la notamos hasta que tenemos un episodio”.


Influencia de los hábitos saludables en el riesgo cardiovascular

El Dr. Gómez Menchero afirma que en la Unidad de Cardiología “tenemos unas escalas de riesgo que se miden en función de la edad, presión arterial, hábitos como el fumar, sexo, etcétera, de manera que clasificamos a los pacientes como de riesgo alto, moderado y bajo.

Aquellos pacientes que son de alto riesgo, que son los que no se cuidan, tienen en torno a un 10% más de probabilidad de padecer un evento cardiovascular. Que no se nos olvide que un evento cardiovascular no es solo un infarto agudo de miocardio sino que puede ser un ictus o infarto cerebral, algo que lógicamente tiene muchísimo impacto sobre todo en la calidad de vida de los pacientes y en mortalidad por supuesto.

 

 

¿Igual incidencia en hombres y mujeres?

Nuestro especialista en Cardiología precisa que la prevalencia de la enfermedad cardiovascular es más frecuente en los varones. En el caso de la mujer, “mientras que se mantiene fértil, la prevalencia es menor debido a que los estrógenos previenen, o de alguna manera protegen a la mujer de una enfermedad cardiovascular hasta cierto punto; ahora bien, cuando el periodo de fertilidad finaliza se iguala el riesgo”.

“Además –continúa el doctor– la mujer tiene una forma de presentación clínica a veces un poco más atípica y tenemos estudios que nos dicen que el tratamiento del infarto agudo de miocardio habitualmente se retrasa más en la mujer que en el hombre”.

 

¿Cuáles son las enfermedades cardiovasculares más frecuentes?

La arteriosclerosis, detalla el Dr. Gómez Menchero, es la más frecuente, ya que es una enfermedad que se produce en todas las arterias del sistema circulatorio, “por deposito sobre todo de lípidos, ácidos grasos que terminan produciendo un ensanchamiento de nuestro tejido intimal, derivando en la obstrucción de las arterias en el corazón, ya sean las arterias de todo el organismo o las arterias que riegan el corazón o las arterias coronarias, cerebrales, etc”. Las consecuencias abarcan infartos de miocardio y cerebrales.

«Personas sedentarias, obesas, que tienen
una alimentación muy alta en grasas y azúcares,
son más propensas a sufrir un episodio cardiovascular»

 

Por lo tanto, quienes llevan un estilo de vida o una alimentación determinados, como por ejemplo personas sedentarias, que sufren obesidad, que no cuidan su alimentación, que es muy alta en lípidosy azúcares, y que al final acaban con acumulaciones de grasas, que al no poder asimilarlas nuestro organismo, van depositándose en órganos como el corazón, en nuestras arterias y sistema circulatorio, siendo un factor principal de riesgo cardiovascular.

 

¿Qué es un infarto agudo de miocardio?

Como lo expresa el especialista, “hablamos de la expresión más grave de la enfermedad arteriosclerótica a nivel del corazón, como consecuencia de una obstrucción aguda súbita de una arteria coronaria, que son aquellas que riegan al corazón de sangre”. Esta obstrucción suele producirse por una trombosis que ocluye de forma aguda la arteria coronaria, deteniéndose el riego sanguíneo y oxigenación a una parte del corazón.

Por tanto, las personas más propensas a padecer un infarto agudo son aquellas que tienen una serie de factores de riesgo. “Algunos de esos factores –señala el doctor– los podemos modificar, pero otros, no”. En esta segunda categoría entran lógicamente factores como la edad –cuantos más años, más riesgo–, o una predisposición genética de la persona.

Sin embargo, sí existen numerosas variables que son controlables en mayor o menor medida, y en este grupo entrarían el tabaco, la hipertensión arterial, un mal control del colesterol en sangre, la diabetes mellitus, el sedentarismo, la falta de ejercicio físico y una alimentación poco saludable.

 

¿Qué ofrece el Servicio de Cardiología del Hospital Costa de la Luz?

Nuestra unidad engloba todas las especialidades a excepción de la cirugía cardiovascular –cirugía abierta de corazón–, y disponemos de prácticamente la totalidad de las pruebas diagnósticas (ecocardiografía, electrocardiograma, prueba de esfuerzo, holter de ritmo cardíaco y de presión arterial, y al tratarse de un servicio cardiovascular es por definición multidisciplinar, englobando otras secciones como Hemodinámica y la propia Unidad de Arritmia, exclusiva en la medicina privada en Huelva, donde se practican intervenciones como las ablaciones con catéter.