Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación
Usted está aquí: Inicio / Prensa / Blog / De las Casas de Salud a la consolidada Punta Umbría

De las Casas de Salud a la consolidada Punta Umbría

Tras la compra de las minas de Río tinto por inversores ingleses y la creación de la Río tinto Company Limited (R.T.C.L), se comenzaron a apreciar los riesgos que para la salud provocaba el método de explotación por medio de teleras, y las emanaciones de gases que producían.
De las Casas de Salud a la consolidada Punta Umbría

De las Casas de Salud a la consolidada Punta Umbría

17/08/2016

Ante esta situación, en la década de 1880, Guillermo Sundheim promovió la idea en la Compañía de edificar un conjunto de “casas de salud” en la playa donde, por turnos, los empleados británicos y sus familias descansaran y se recuperaran.

Estas “casas de salud” fueron conocidas como las “Casas de los ingleses”, germen del actual municipio de Punta Umbría, que se constituyó oficialmente el 26 de abril de 1963. Las 14 casas, que se conocieron como el Barrio de la Salud, se comenzaron a construir de forma paralela a la ría en unas 15 hectáreas concedidas a la Compañía por Real Orden de 22 de enero de 1896.

Los edificios tenían una marcada tipología colonial: casas de maderas sobre pilares, para evitar la arena, con cubiertas de zinc a cuatro aguas, ventanas de celosía, fachada porticada a modo de galería y acceso por plataformas. El W.C y las dependencias de los sirvientes se encontraban separadas por pasarelas.

La urbanización del espacio contó con otras instalaciones imprescindibles como un molino y un aljibe para el abastecimiento de agua potable; alumbrado; muelles y canoas de acceso a Punta Umbría que trasladaban a veraneantes y enseres, así como otros servicios (casetas de baño, pistas de tenis) que aseguraban el relax y el ocio.

Ante los beneficios de este tipo de vacaciones, desde mediados de la década de 1910 ingleses, alemanes y españoles no pertenecientes al staff de la Compañía, solicitaron al Ministerio de Fomento, por Real Decreto de 10 de Octubre de 1902, con conformidad del Ayuntamiento, la Comandancia de Marina y el Distrito Forestal, la ocupación de terrenos en la playa de Punta Umbría, en el paraje denominado “Campo Común de abajo” de los Propios del término de Cartaya, donde por motivos de salud, y con el compromiso del pago de un canon establecido por Real Orden de 22 de Julio de 1909, se construiría una vivienda.

En 1954 cuando la empresa española Explosivos Riotinto se hizo con el control de la R.T.C.L, también accedieron al derecho de compra de la concesión sobre los terrenos de Punta Umbría. Esto permitió que a partir de 1956 se acometieran reformas en las viviendas que mejoraron los servicios y las instalaciones de las mismas.

Hoy en día no queda ninguna de estas primigenias construcciones y su influencia en el desarrollo arquitectónico y urbanístico de este enclave turístico único en la costa de Andalucía se ha ido diluyendo con el tiempo.

Fotografía: Javier Aguilera-Rojas
Vía: Sistema de archivos Junta de Andalucía